Comida Chatarra¿Y nuestros niños?Por Verónica Pérez Ortega
Introducción
Antecedentes Comida chatarra
I.1 Definición
I.2 Factores implicados en el consumo de comida chatarra en niños
I.2.1 Familia y amigos
I.2.2 Publicidad
Conclusión
Bibliografía
comida_chatarra3.jpeg


Introducción
Actualmente a nivel mundial ocupamos el primer lugar en obesidad infantil, en México, esta situación ha puesto en riesgo a la población infantil y por lo tanto a futuras generaciones.

Esto se ha convertido en una situación que afecta la salud mental, física y social de los niños; es un problema de salud pública que no tiene un origen único, mas bien, es la consecuencia de diversos factores, entre ellos la mala alimentación y dentro de ella el consumo de “comida chatarra”.

Obesidad_08.jpg


Este tipo de alimentos no contienen cantidades adecuadas ni valores nutritivos correctos, aunando a ello un consumo excesivo, la accesibilidad, el bombardeo de los medios de comunicación, la falta de buenos hábitos alimenticios y la influenciabilidad de los niños, los ha convertido en una de las poblaciones más susceptibles a un mal consumo alimentario [1,3].
Los niños no pueden hacerse cargo de su alimentación, pues es responsabilidad de los padres proporcionarles la comida, pero el bajo precio y la accesibilidad los ha llevado a considerar la “comida chatarra” como parte de la “lonchera” o incluirla en la misma dieta en sustitución de frutas y/o verduras [1].
Antecedentes

La frenética actividad del mundo actual, en la que apenas hay tiempo de meterse a la cocina a menudo nos ha llevado a introducir diversos productos que podemos tener listos con rapidez. Estos productos son los llamados “alimentos chatarra” o “comida rápida”.
El término alimento chatarra es utilizado para referirse a productos que aportan algunos nutrientes, pero que también contienen ingredientes que pueden afectar la salud a largo plazo. El término fue acuñado, en 1972, por Michael Jacobson, director del Centro para la Ciencia del Interés Público, organización para la defensa del consumidor en Estados Unidos[1].
Factores implicados en el consumo de comida chatarra en niños
comida-chatarra.jpg publicidad.jpg
Familia y amigos

La influencia de la socialización en la alimentación infantil comienza pasado el primer y segundo año de vida, ya que el niño comienza a integrarse socialmente en diversos aspectos y especialmente en el alimentario. En primer lugar se producen influencias por parte de otros componentes de la familia, familia y amigos y los propios amigos del infante, al ofrecer alimentos al niño, que, lejos de pertenecer a los patrones alimentarios recomendados ofrecen un peligro potencial pudiendo afectar significativamente el comportamiento alimentario presente y futuro, pues generalmente se les proporcionan dulces, helados, golosinas diversas, refrescos, etc.
candys.jpg


Además de la familia cada vez mas adquiere una mayor importancia la influencia ejercida por los centros educativos (amigos), ya que es donde la mayoría de los niños prueban nuevos alimentos, debido a que en las tiendas escolares y con los propios compañeros, encuentran diversos productos pertenecientes a los llamados “alimentos chatarra”, y a que, como apenas se están formando en sus hábitos alimenticios, la mayoría de ellos comienza a incluirlos en la dieta diaria. Por tanto, estos centros educativos juegan un papel muy importante en la adquisición de hábitos, comportamientos o actitudes alimentarias adecuadas [2].
Entonces hay que tener presente que no es suficiente que el niño porte de su casa una dieta nutritiva para asegurar una ingesta adecuada sino también la influencia que el medio puede tener en su alimentación.

Publicidad

Los profundos cambios experimentados en las últimas décadas en los hábitos dietéticos de los niños, no solo están relacionados con los avances tecnológicos y biotecnológicos en agricultura, ganadería y pesca; también merece una mención especial la importante y creciente influencia de la publicidad, en especial la televisiva, en los hábitos alimentarios y de vida de los niños, porque es en ese medio en donde encuentran su entretenimiento.

obesidad_infantil.jpg

Existe mucha influencia negativa en los medios en el aspecto alimenticio, debido a que toda la publicidad maneja estrategias para llamar la atención del consumidor, sobre todo de "comida chatarra". Lamentablemente los más afectados son los niños, pues la mayoría de los spots están dirigidos a ellos.
Debido a que los niños ven televisión con menos escepticismo que los adultos, son particularmente vulnerables a la publicidad, lo que afecta la elección de alimentos e influye directamente en sus hábitos, pudiendo sufrir cambios de conducta y exigir a sus padres la compra del producto que ven en televisión. frituras.jpg
En México se transmiten tan solo 39 mensajes publicitarios por hora en el canal cinco, de los cuales 17 pertenecen a alimentos no recomendables para la salud infantil; este bombardeo provoca compulsividad en el infante al creer que su consumo le dará los efectos “maravillosos” manejados en el mensaje. Además se han ignorando los criterios establecidos en la Ley General de Salud, que prohíbe que la publicidad induzca a hábitos nocivos de alimentación y que se atribuya a los alimentos industrializados un valor superior o distinto al real. El artículo 67 de La Ley General de Radio y Televisión establece que la programación dirigida a los niños debe estar exenta de publicidad que incite a la violencia o de alimentos que distorsionen los buenos hábitos. Sin embargo, ninguna de las leyes se respeta.
leyes.jpg
Un estudio de la Universidad de Stanford describe que 60 niños de entre 6-11 años de edad prefirieron alimentos sanos empacados en envolturas de comida rápida y aseguraron que eran más ricos, lo cual demuestra la mala influencia de los anuncios [3].
No se puede olvidar, además, la influencia progresiva de otros medios como los sistemas multimedia, internet y las autopistas de información en los hábitos del niño, incluidos los nutricionales [2].
Conclusión

En los últimos años hemos pasado de un país de gente desnutrida a uno de gente obesa; una de las principales causas de esto ha sido la cultura alimentaria de deficientes hábitos alimenticios, a la que hemos agregado los “alimentos chatarra”, que afectan principalmente a niños, alterando el establecimiento de sus patrones alimentarios al incluirlos en sus hábitos alimenticios y que lejos de contribuir a una adecuada nutrición, están causando daño.
La orientación alimentaria de los escolares, así como la reducción del tiempo frente al televisor permitiría establecer patrones alimentarios más saludables disminuyendo o excluyendo la comida chatarra de su dieta diaria.

buenos_habitos.jpg alimentos.jpg
Bibliografía

  1. ConSuAcción - Consumidores en Acción de Centroamérica y El Caribe. (n.d.). ConSuAcción - Consumidores en Acción de Centroamérica y El Caribe. Obtenido el 30 de octubre 2010, de http://www.consuaccion.org/
  2. Mataix, J. (2009). Tratado de nutrición y alimentación. Tomo II. México: Océano/Ergon.
  3. Tecnológico de Monterrey. (n.d.). Tecnológico de Monterrey. Obtenido el 07 de julio 2010, de www.itesm.la/2009/02/23/comida-chatarra-y-publicidad/
  4. Refence.com. (n.d.). Reference.com. Obtenido el 28 de octubre 2010, de www.reference.com/browse/fast-growing