LAS UVAS, BUENAS PARA EL CORAZÓN

tn0_297165die.jpgUn nuevo estudio del Centro Cardiovascular de la Universidad de Michigan, publicado en la edición de octubre de la revista Journal of Gerontología: Biological Sciences proporciona claves muy interesantes sobre el potencial de las uvas para reducir los riesgos cardiovasculares. Se cree que el efecto se debe al alto nivel de fotoquímicos, antioxidantes contenidos naturalmente, en las uvas. El estudio se llevó a cabo con ratas de laboratorio. Los investigadores señalaron que, si bien los resultados del estudio son extremadamente alentadores, se necesita hacer más investigación. Los investigadores estudiaron el efecto de la ingesta regular de uvas de mesa (una mezcla de uvas verdes, rojas y negras) mezcladas en la dieta de las ratas en forma de polvo, como parte de una dieta con alto o con bajo contenido de sal. Hicieron numerosas comparaciones entre las ratas que consumieron esas dietas y las ratas de control a las que no se les administró polvo de uvas, incluidas algunas que recibieron una dosis moderada de un medicamento común para el tratamiento de la alta presión arterial. Todas las ratas eran de una cepa de investigación que desarrolla alta presión arterial cuando se las alimenta con una dieta salada. En conjunto, después de 18 semanas, las ratas que recibieron una dieta enriquecida con polvo de uvas mostraron presión arterial más baja, mejor función cardiaca, inflamación reducida en todo el cuerpo y menos señales de daño del músculo del corazón que las ratas que comieron la misma dieta salada pero no recibieron uvas. Las ratas que recibieron el medicamento para la alta presión sanguínea hidracina, junto con una dieta salada, también mostraron presión sanguínea más baja, pero sus corazones no estuvieron protegidos del daño de la misma manera que las ratas en el grupo alimentado con uvas. Mitchell Seymour, quien encabezó la investigación como parte de su trabajo para el doctorado en ciencias de la nutrición en la Universidad estatal de Michigan dijo: "Estas conclusiones sustentan nuestra teoría de que hay algo en las uvas mismas que tiene un impacto directo sobre el riesgo cardiovascular, más allá del simple efecto de disminución de la presión sanguínea que ya sabíamos que deriva de una dieta rica en frutas y vegetales".