LA MANDARINA mandarina.jpg




Es una de las frutas de mayor producción en el mundo y se encuentra durante los meses de otoño e invierno en su época de madurez: es el mejor momento para consumirla. La mitología cuenta que cubría el monte Atlas, aunque su origen real lo encontramos en el sudeste asiático, concretamente de Indochina y sur de China, para expandirse después por Europa como consecuencia de los grandes viajes y movimientos migratorios.




Características

La naranja y la mandarina externamente no se diferencian más que en el tamaño. La mandarina es mucho más pequeña, pero hay algunas que pueden alcanzar tamaños similares a los de las naranjas.
Su piel es gruesa y de color anaranjado fuerte.
La carne de esta fruta está dividida en gajos que facilitan enormemente su consumo. Por ello, es muy fácil de ingerir en cualquier lugar.
El sabor de su zumo es dulce, ligeramente acidulado, jugoso y refrescante. El grado de acidez del mismo es mayor en las primeras frutas de la temporada.




Propiedades nutricionales

Su gran aporte de vitamina C hace de ella uno de los alimentos indispensables en la mesa de todos los hogares.
Es un alimento antioxidan, por lo que es bueno consumirlo para prevenir enfermedades degenerativas.
Este cítrico contiene potasio, necesario para el correcto desarrollo del metabolismo celular, y calcio, que fortalece huesos y dientes.
También contiene altos niveles de fibra que pueden evitar enfermedades cardiovasculares, estreñimiento, cáncer de colon y obesidad. mandarinahcg.jpg




Variedades/Tipos

Satsumas: son las más precoces, con frutos de mayor tamaño y peor calidad gustativa, sin semilla. Destaca la variedad Clausellina.
Clementinas: más tardías, de menor tamaño, mejor calidad gustativa y semilladas. Destaca la variedad Clemenules.
Otros tipos: ornamentales, mandarino Cleopatra, híbridos Nova, Citroyer, Fortune, etc.




Consejos de uso en la cocina

Al comprarla es importante observar elementos físicos como el color, el tamaño, y que no tengan defectos, como pueden ser los daños por frío o por insectos.
Aunque lo más normal en la mayoría de los hogares es tomar la fruta como postre, lo cierto es que tenemos otras muchas formas de ingerirla. Se usa para la decoración de pasteles y tartas; se añade como ingrediente en algunas ensaladas y se toma en zumos y batidos.


Fuentes de información: Incaipirinha-mandarina.jpgtercitrus.com; Wikipedia.com; Infoagro.com